Las personas inteligentes son desorganizadas, trasnochan y maldicen más

Cuando eras niño te desesperaba que tus padres te dijeran que debías limpiar tu cuarto, que debías acostarte temprano, y te regañaban cada vez que maldecías? Puede haber una razón que justifique tu comportamiento.

Estudios sugieren que este comportamiento está relacionado con un incremento de tu coeficiente intelectual.

La gente inteligente maldice más

 

Siempre escuchas que la gente que dice groserías tiene un “vocabulario limitado”. Pero, si lo piensas, aquellos que no usan malas palabras son los que limitan su propio vocabulario, porque intencionalmente están usando menos palabras que los demás.

De hecho, hay un estudio que desmonta este mito sobre las malas palabras. El resultado mostró que las personas que podían nombrar la mayor cantidad de malas palabras en menos de un minuto también tendían a obtener una mayor calificación en su prueba de inteligencia.

El estudio concluyó que un vocabulario rico en malas palabras es una señal de fortaleza retórica en vez de un intento por esconder un déficit verbal.

La gente inteligente suele trasnochar

 

¿Te gusta estar despierto hasta tarde? Esto también podría ser una señal de inteligencia. Investigaciones científicas han relacionado a las personas nocturnas con un coeficiente intelectual mayor por bastante tiempo.

El Presidente Obama, Charles Darwin, Winston Churchill y Elvis Presley son famosos por sus actividades nocturnas. Si tiendes a trasnochar, definitivamente tienes buena compañía.

 

Un escritorio desordenado va de la mano con la inteligencia.

 

¿Dices muchas groserías y te quedas despierto hasta tarde? Si también tiendes a dejar un desastre por donde pasas, tenemos buenas noticias para ti.

Un estudio de la Universidad de Minnesota sugiere que los escritorios desordenados de los genios, en realidad están relacionados a su inteligencia. Si no pasas mucho tiempo limpiando y organizando todo a tu alrededor, tu mente obviamente está ocupada con cosas más importantes.

El estudio incluso mostró que un ambiente desordenado resulta en un flujo de trabajo más creativo. La científica psicológica Kathleen Vohs dice:

“Los ambientes desordenados tienden a inspirar una liberación de la rutina, lo que puede producir percepciones frescas. Los ambientes ordenados, en cambio, fomentan lo convencional y a ir por lo seguro”.

Así que si eres algo grosero, desordenado y encima tiendes a trasnochar, hay buenas posibilidades de ser más inteligente que los demás.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top