Astronauta comete el primer crimen en el espacio

La astronauta Anne McClain es acusada de haber hackeado las cuentas bancarias de su ex esposa abordo de la Estación Espacial Internacional.

Un crimen, es un crimen aquí en el espacio, y es probable (porque allá arriba también existe la presunción de inocencia) que estemos ante el primer delito cometido en una estación espacial. Todo comenzó por un divorcio.

De acuerdo con The New York Times, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) se encuentra investigando a la astronauta Anne McClain por haber, supuestamente, hackeado (sin consentimiento) las cuentas bancarias de su ex esposa Summer Worden, ex oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea, durante su estadía en la Estación Espacial Internacional. Mientras McClain se encontraba en el espacio, Worden sospechó que ella pudo haber sido quien transgredió sus datos financieros ya que, de alguna manera, logró tener conocimiento de sus últimas compras. Worden investigó lo sucedido y fue cuando su banco, según el Times, confirmó que presuntamente alguien había logrado acceder a su cuenta a través de una red informática registrada por la NASA. Nadie utilizó su dinero, sin embargo Worden acusó a McClain de haber robado su identidad.

Estaba en shock y paralizada por su audacia (…) También me desanimó que no pudiera tener nada privado”, dijo la ex oficial de la Fuerza Aérea, quien también asegura tener las pruebas necesarias para acusar a su ex pareja.

La astronauta Anne McClain acusada presuntamente de haber cometido el primer crimen en el espacio. (Foto: Wiki Commons)

 

La relación entre McClain y Worden al parecer, está rota desde hace al menos un año, cuando ambas decidieron poner fin a su matrimonio y pelear la custodia de su hijo. Se casaron en 2014; en ese entonces el hijo de Worden tenía apenas un año, y según alega McClain, ella estuvo cuando el bebé dio sus primeros pasos y articuló sus primeras palabras. Es un gran pleito familiar, por lo que la astronauta (que se convertiría en una de las primeras mujeres en hacer un paseo espacial) aceptó su error de haber accedido a las cuentas de Worden, bajo el argumento de que solo pretendía asegurarse que su ex pareja contara con el dinero suficiente para cubrir sus gastos y los de su hijo.

Según ella, tampoco se le notificó que debía dejar de acceder a los datos financieros de su esposa ya que en ese momento aún no había formalizado su separación.

En junio, McClain regresó del espacio y los padres de Worden la acusaron ante la NASA de intentar elaborar una “campaña de manipulación calculada”. Y en cambio, mediante un comunicado, la administración espacial elogió a la astronauta y evitó llevar a cabo comentarios sobre asunto personales. “Los casos familiares son privados y difíciles para todas las partes involucradas”, mencionó.

 

Via codigoespagueti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top